El cine quinqui: Las películas de El Torete y El Vaquilla.

expo_quinquis_10_th

Entre mediados de los años 70 y finales de los 80, un subgénero cinematográfico triunfó en España. Ese subgénero fue, y es, conocido como cine quinqui.

Muchas de las películas de este subgénero explicaban hechos reales o al menos utilizaban como protagonistas a personajes que existían en la realidad, y que habían alcanzado gran notoriedad debido a los muchos delitos que habían cometido a pesar de su juventud, pero ubicándolos en una historia ficticia.

Otro cosa que destacaba de este subgénero fue que la mayoría de actores que actuaban en ellas no eran profesionales. De hecho muchos de los chicos que aparecían en ellas, se interpretaban a ellos mismos.

Hubo dos directores que abordaron varias veces este subgénero: Eloy de la Iglesia y José Antonio de la Loma.

Nos vamos a quedar con este último y con el ciclo que le dedicó a El Torete y el Vaquilla, dos delincuentes juveniles catalanes que causaron cierta alarma social debido a sus fechorías.

Estas son las películas que forman este ciclo:

1) Perros callejeros (1977)

PC

Sin duda alguna la película más popular del cine quinqui.

En “Perros callejeros” somos testigos de las andanzas de “El Vaquilla”, al que aquí bautizaron como “El Torete”, y que estaba interpretado por Ángel Fernández Franco, un delincuente apodado “El Trompetilla” y que debido al éxito que obtuvo el film paso a ser apodado como el personaje que interpretaba.

En la película vemos básicamente lo mismo que en el resto de films de la saga, o sea, actos delictivos, escenas supuestamente románticas, algunas con generosas dosis de sexo, diálogos cargados de argot callejero y lo mejor: vibrantes persecuciones de coche. Para realizarlas De la Loma tuvo que recurrir a especialistas franceses ya que en España aún no había gente preparada para ello.

Perros-callejeros peli

Pero por si por algo es recordada esta película es por la mítica escena en que “El Esquinao” (interpretado por Frank Braña) le corta el pene a “El Torete” con una navaja de afeitar.

La venganza que ejecuta “El Torete” sobre “El Esquinao” tampoco tiene desperdicio: Lo embiste varias veces con su coche contra una pared.

Al final del film todo indica que “el Torete” muere al precipitarse con su coche por un precipicio pero…

2) Perros callejeros II: Busca y captura (1979)

Perros_callejeros_II

La película empieza con la misma escena con la que finalizaba su predecesora, momento en el que descubrimos que algunas personas, entre las que se encuentra el propio José Antonio de la Loma, están viéndola en una pantalla de cine, dándonos a entender que todo lo que vimos en la primera entrega no es más que una película que estaban viendo ellos.

Tras ver el film, De la Loma se acerca a “El Cornetilla” y le pregunta el motiva por el que “El Torete” no ha asistido al pase de la película. Este le responde que es porque está en busca y captura.

Y es que “El Torete” esta acusado por un crimen que no ha cometido. Junto a sus amigos intenta demostrar su inocencia.

Foto pc2

Aunque entretenida es bastante inferior a la primera entrega. A destacar dos cosas:

1) La aparición de “El Vaquilla”, interpretado por Bernard Saray que tiene pinta de todo excepto de delincuente juvenil, que también aparecerá en la siguiente entrega.

2) La escena final en la que “El Torete” es atropellado y… ¿muere?

Parece que ser que no, porque aún llegaría otra secuela.

3) Los últimos golpes de “El Torete” (1980)

golpes torete

“El Torete” se encuentra atracando una sucursal bancaria cuando en ese mismo instante “El Vaquilla” entra por la puerta con las mismas intenciones. Tras una breve discusión ambos deciden repartirse el botín.

En vista que ambos son unos hachas en esto de los atracos, deciden formar una sociedad y dedicarse a delinquir juntos. A ellos se les une Berta, la novia de “El Vaquilla”, una chica que a la mínima que puede nos enseña su anatomía.

Y es que si bien este film nos da lo mismo que las anteriores entregas, también es cierto que el número de desnudos y escenas de sexo aumenta, llegando a contener escenas más propias del cine “S”.

Entre atraco y atraco también somos testigos de como “El Torete” y Berta se enamoran, pero él, por el estricto código de honor por el que se rige, la rechaza para no traicionar a su amigo (o tal vez por miedo a que le corten de nuevo el pene).

Para complicar más la cosa, Begoña, una periodista que busca redimir a nuestros héroes, se junta con ellos y vive con “El Torete” la menos creíble relación de amor y/o carnal de la historia del cine.

bernard-seray

Desgraciadamente la redención no llega y la Guardia Civil acaba deteniendo a “El Torete” y “El Vaquilla”.

Una última cosa que quiero comentar sobre este film tiene que ver con el póster. Fijaos en la escopeta recortada que lleva “El Torete” y como la sitúa sobre cierta parte de Berta. ¿Soy el único que ve connotaciones sexuales?

4) Yo, “El Vaquilla” (1985)

YEV

Cuando el cine quinqui ya estaba empezando a agonizar, José Antonio de la Loma decidió rodar este film que nos narraba los primeros pasos de “El Vaquilla” en la delincuencia.

Si bien el film es entretenido, no deja de ser más de lo mismo, por lo que si buscas originalidad en él más vale que te vayas olvidando.

Lo que sí es curioso es que el narrador del film es el verdadero “Vaquilla” que le está explicando su vida a un periodista. “El Vaquilla” nos deleita con una interpretación de lo más deleznable. Culpa en gran parte la tiene el guión que le hace decir frases que son imposibles que él haya pensado.

2831644955041impala_pelicula_yo_el_vaquilla_2

En un error de casting garrafal tenemos a Mingo Ràfols como un imposible delincuente llamado “Pencas”. No es nada creíble.

Mención especial al cameo de Ángel Fernández Franco interpretando a un abogado a medio camino entre Perry Mason y “El Principe Gitano”.

Y con este film se cerraba el ciclo dedicado a “El Torete” y “El Vaquilla”. Años más tarde, concretamente en 1996, De la Loma rodó “Tres días de libertad” film supuestamente inspirado en sucesos relacionados con “El Vaquilla”, aquí llamado “El Gato”, siendo una aportación tardía al cine quinqui.

tresdiasdelibertad84016

Vistas hoy he de deciros que estas películas han aguantado el paso del tiempo estupendamente, así que si las visteis en su momento y teníais miedo de revisarlas, no temáis porque aguantan ese revisionado. Es más, agradeceréis el hecho de volverlas a ver.

Posiblemente en un futuro artículo os hable de la aportación de Eloy de la Iglesia al cine quinqui, que se lo merece, o a lo mejor hablo de los otros films de De la Loma englobados en este subgénero o de otras películas que hicieron otros directores, algunos de prestigio mundial como Carlos Saura. Sea como sea, estoy seguro que tarde o temprano os volveré a hablar sobre este tema porque da para mucho que explicar.

Y a vosotros, ¿qué os parece el cine quinqui? ¿Visteis algunos de estos films? ¿Qué recuerdos tenéis de “El Torete” y “El Vaquilla”? Contad, contad…

Recordado por el viejales: el día 29 de mayo de 2013 a las 10:00 am

Categorías relacionadas : Películas

3 Comentarios

  1. Calla, calla, que durante una época me las tragué todas, y la del Lute también xD
    Hace poco tuve un compañero de trabajo que se pasaba el día cantando la canción del Vaquilla y no hizo falta mucho tiempo para que se me volviera a pegar jajaja

    Responder
  2. SON LAS PELICULAS DE MI JUVENTUD OJALA PUDIERA VOLVER ATRAS Y EMMPEZAR DE CERO PARA NO VIVIR LO Q HE VIVIDO GRACIAS A TODOS LOS Q HICIERON POSIBLES ESAS PELICULAS TAN REALES Y EMOTIVAS UN SALUDO Y UN ABRAZO Y PARA LOS Q YA NO ESTAN DESCANSEN EN PAZ

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


siete + = doce

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>